Los tratamientos de medicina estética son una de las principales tendencias de belleza. Están a la orden del día y actualmente muchas personas se realizan estos tratamientos para intentar corregir pequeñas imperfecciones o parecer más jóvenes. 

 

¿Qué es?

La medicina estética son técnicas que se emplean para la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la salud y el bienestar. 

Se consideran a los tratamientos de medicina estética una actividad médica especializada cuyo objetivo es la restauración o mejora de la belleza, la estética o la salud. 

Se realiza mediante técnicas no invasivas o ligeramente invasivas. Tras la mayoría de los tratamientos de medicina estética los pacientes pueden realizar sus actividades diarias sin problema, ya que no requieren reposo. 

 

Diferencias entre cirugía y medicina estética 

Relacionado con los tratamientos de belleza encontramos la cirugía y la medicina estéticas. Ambas realizan mejoras en la apariencia, pero de manera diferente. 

La principal diferencia estos dos conceptos es que los tratamientos de medicina estética nunca requieren anestesia general, únicamente se puede utilizar anestesia local. Además, son procesos rápidos que no tienen casi riesgo. También, tienen unos resultados temporales. 

En cambio, la cirugía estética la mayoría de las veces implica un ingreso hospitalario del paciente, por lo que la recuperación es más lenta. Al tratarse ya de una intervención quirúrgica, el riesgo ya es mayor en comparación con los tratamientos de medicina estética. Además, cuenta con unos resultados prolongados, depende del tratamiento, suelen durar años. 

 

Tipos de tratamientos

Actualmente, los tratamientos de medicina estética se encuentran en pleno auge. Estos han experimentado un gran avance en los últimos 30 años. 

Existen numerosos tratamientos, hoy os vamos a nombrar algunos de los más comunes. 

  • Tratamiento con bótox: El bótox es uno de los elementos más empleados en la medicina estética. Este se inyecta en el área muscular deseada y evita que se contraiga. De esta manera, disminuye arrugas o líneas de expresión. 
  • Relleno con ácido hialurónico: Es un elemento que se utiliza para el rejuvenecimiento facial. Se emplea para rellenar arrugas de expresión, modelar el contorno facial y corregir pliegues. También sirve para hidratar y dar volumen, en especial, a labios y pómulos. 
  • Mesoterapia facial y corporal: Consiste en aplicar microinyecciones de medicamentos como vitaminas, minerales… dependiendo las necesidades del paciente. Su finalidad es la eliminación de celulitis, rejuvenecimiento facial y para tratar diferentes tipos de alopecia o calvicie. 
  • Bruxismo: El bruxismo es una enfermedad que provoca un exceso de presión de las superficies dentarias y condiciona a la hiperactividad de los músculos masticadores. Este problema tiene solución mediante una inyección de neuromoduladores en dichos músculos. Con esto se consigue aliviar los músculos, aliviar la presión y frenar la hiperactividad. 
  • Peelings químicos: Estos tratamientos consisten en aplicar una solución química en la piel que ayuda a exfoliar las capas superficiales de la piel, mejora su apariencia y estimula la regeneración celular. 

 

Resultados y duración

Los resultados de los tratamientos de medicina estética suelen verse, aproximadamente, 2 o 3 días después de recibir el tratamiento. 

Dependiendo del tipo de tratamiento tendrá una duración u otra. Además, hay diversos factores, propios del paciente, que afectan a esa duración, como la alimentación, el deporte y la genética. Suelen tener una duración de entre 6 y 12 meses, dependiendo del tratamiento y del paciente y sus condiciones. 

 

Consejos

Si buscas recurrir a la medicina estética es importante ser conscientes de que, independientemente si hay cirugía o no, se trata de la salud. Por ello, lo mejor es pedir información a profesionales y conocer todo sobre el tratamiento que queremos realizar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)