Este tratamiento surgió como resultado a la búsqueda de otra manera para realizar la mesoterapia tradicional, es decir, la inyectada. Se quería encontrar otro modo para evitar usar las agujas y nació la mesoterapia virtual o mesolift.

 

¿Qué es?

La mesoterapia virtual es un tratamiento de medicina estética no invasivo. En él, se aplican microcorrientes eléctricas que abren los poros y permiten la penetración de principios activos en la dermis y epidermis.

No se utilizan agujas y es una opción muy segura y cómoda que no requiere tiempo de recuperación y no causa ningún tipo de dolor.

 

Cómo es el tratamiento

Con las corrientes de baja intensidad se abren los poros y esto consigue que los activos que se van a emplear en la piel penetren mejor y sean más efectivos.

Dependiendo del objetivo se utilizarán unas frecuencias u otras. Por ejemplo, si se quiere llegar a un tejido subcutáneo se emplearán frecuencias bajas. La frecuencia alta se usará para la dermis superficial y profunda.

También, se puede emplear un voltaje mayor o menor dependiendo de la finalidad del tratamiento.

 

Beneficios

La mesoterapia virtual se puede aplicar en muchas partes del cuerpo, desde el rostro, cuello y escote hasta el abdomen, pantorrillas, muslos y brazos.

Es un tratamiento personalizado, ya que los productos que se apliquen se escogerán en función de las necesidades de cada paciente.

Esta técnica tiene multitud de beneficios. Ayuda a la eliminación y reducción de arrugas. También mejora el tono y la textura de la piel y combaten la flacidez y pérdida de volumen. Por último, puede mejorar la pigmentación y favorecer al tratamiento de manchas, acné y cicatrices.

Además, con la mesoterapia virtual se aumenta la producción natural de colágeno por lo que mejora la elasticidad e hidratación de la piel.

El resto de los resultados irán según los productos aplicados y sus beneficios como el ácido hialurónico, la vitamina C…

 

Tipos de mesoterapia virtual

Existen diferentes tipos de mesoterapia virtual.

  • Electroporación: Es la técnica más común y en ella se emplean ondas electromagnéticas de baja frecuencia. Abre los poros durante unos milisegundos y facilita la absorción de los productos aplicados.
  • Iontoforesis: Utiliza una corriente continua que ayuda a la absorción de sustancias ionizables.
  • Sonoforesis: En este tipo se emplean ondas mecánicas con una frecuencia superior a 1 Mhz. Necesitan un propagador, que puede ser agua o gel.
  • Hidroelectroferesis: Se realiza con corrientes pulsadas y su penetración varía en función del gel utilizado y de la longitud de la onda utilizada.

 

Diferencia entre mesoterapia virtual e inyectada

La diferencia principal es la manera en la que administran los activos, que, en la mesoterapia tradicional o inyectada se emplean agujas, cosa que la virtual no ocurre.

La tradicional suele ser un proceso más doloroso además de invasivo, pero se alcanzan las capas más profundas de la piel.

La virtual no es invasiva ni dolorosa y no presenta riesgos. Se aplica mediante aparatos de electroterapia. Además, una ventaja frente a la inyectada es que puede emplearse en zonas más amplias de la piel.

 

Consejos

La mesoterapia es un tratamiento temporal, los resultados suelen durar entre 3 y 6 meses desde su aplicación. Si lo desea, se pueden realizar sesiones esporádicas para ayudar a prolongar los efectos del tratamiento.

Esta técnica no provoca efectos secundarios y los resultados pueden verse desde la primera sesión. 

Para alcanzar los mejores resultados lo recomendable es realizar entre 4 y 6 sesiones de unos 40 minutos de duración.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)