El origen del tratamiento de maderoterapia tiene lugar en Oriente hace miles de años. Hace unos años se recuperaron las técnicas y se han ido desarrollando hasta ser una de las tendencias actuales de masajes naturales, aparte de ser uno de los más beneficiosos. 

 

¿Qué es la maderoterapia?

Los tratamientos de maderoterapia son una terapia natural en la que se realizan masajes empleando instrumentos de madera. Consiste en ejercer movimiento y presión en las zonas donde se busca el bienestar. Así, se estimula el cuerpo de forma rápida y natural.

 

¿Qué beneficios tiene? 

Estos tratamientos pueden conseguir grandes beneficios, siempre y cuando se acompañen de una buena alimentación y una rutina de ejercicio físico. 

Además de relajar el cuerpo, una de las grandes ventajas que tienen estos masajes es la estimulación de la circulación sanguínea y linfática y la disminución del tejido adiposo. También tiene beneficios tonificantes y reafirmantes, donde mejora el colágeno, la vitamina E, la producción de elastina y eliminación de toxinas. Además, una ventaja estética de este tratamiento es que reduce la celulitis, elimina piel de naranja y reduce grasa localizada. 

En conclusión, los tratamientos de maderoterapia, ofrecen grandes ventajas para nuestra salud física, y, además, ayudan a descansar la mente, eliminar el estrés y disfrutar de momentos de relajación. 

 

Instrumentos utilizados

Para realizar los tratamientos y masajes de maderoterapia se necesitan ciertos instrumentos especiales, cada uno con una utilidad diferente. 

Uno de los más recurridos es ‘’el champiñón’’ se pueden encontrar con diferentes puntas, de 5, 7 o 13. Se emplea especialmente para calmar los músculos y reducir el abdomen. Es uno de los mejores instrumentos para combatir la celulitis. 

La ‘’mancuerna’’ que se utiliza tanto en los brazos y piernas como en el abdomen. Favorece a la eliminación de grasa y celulitis. 

Para las manos y pies tenemos el ‘’rodillo masajeador’’ se disminuye la carga y la tensión en estas zonas del cuerpo. 

Por último, las ‘’copas suecas’’ es uno de los instrumentos básicos que se puede encontrar en distintos tamaños. Es ideal para eliminar grasa localizada en puntos concretos como el abdomen, los muslos, espalda y piernas. 

 

Tipos de tratamientos de maderoterapia 

Existen cuatro tipos de tratamientos en diferentes zonas del cuerpo, cada uno con una finalidad distinta.  

El tratamiento de maderoterapia corporal, es uno de los más recurridos, con él se puede moldear y reducir la figura. También sirve para drenar la grasa localizada y tratar las contracturas. Además, permite reducir el estrés y relajar al paciente.  

El tratamiento de maderoterapia anticelulítica, su objetivo principal es eliminar la grasa que se acumula en abdomen, cadera o muslos, también activa la circulación de esas zonas y elimina la retención de líquidos. Además, se pueden moldear y reafirmar los glúteos. 

Tratamiento de maderoterapia facial, principalmente usado con fines estéticos para reafirmar la piel y tonificar el rostro, pero también reactiva la producción de colágeno y elastina y mejora la circulación sanguínea. 

Tratamiento de maderoterapia de busto se realiza con el fin de reafirmar y tonificar el busto, aparte se puede moldear y aumentar el volumen de los pechos.

 

Consejos

Realizar este tipo de tratamientos de maderoterapia es muy beneficioso porque no solo obtienes resultados estéticos, sino también tiene ventajas saludables.  

Los resultados se pueden observar muy rápido, aproximadamente, a partir de la tercera sesión. Al comienzo los clientes se notarán menos hinchados y con menor retención de líquidos. 

Se recomienda que se realicen entre 10 y 15 sesiones para tener un tratamiento completo. 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)