Una de las principales señales de envejecimiento de la piel es la aparición de los surcos nasogenianos, esas arrugas que se forman entre las aletas de la nariz y las comisuras de los labios.

En este artículo, exploramos en profundidad los surcos nasogenianos: qué son, qué los causa y cómo el innovador tratamiento de relleno de surcos nasogenianos es clave para una apariencia rejuvenecida y llena de vitalidad.

 

¿Qué son los surcos nasogenianos?

Los surcos nasogenianos, también conocidos como líneas de marioneta, son esas arrugas que se forman en los pliegues naturales de nuestra piel. Estos son más evidentes alrededor de la boca y la nariz y tienden a profundizarse con el tiempo. Su aparición se debe a una combinación de factores, que incluyen la pérdida de colágeno y elastina, así como el movimiento repetitivo de los músculos faciales.

 

Causas

Los surcos nasogenianos pueden ser el resultado de una variedad de factores, tanto internos como externos, que contribuyen al proceso natural de envejecimiento de la piel. Algunas de las causas más comunes son:

Pérdida de colágeno y elastina

El colágeno y la elastina son proteínas fundamentales que proporcionan estructura, elasticidad y firmeza a la piel. Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo produce menos colágeno y elastina, lo que resulta en una piel más delgada, flácida y propensa a las arrugas, incluidos este tipo de surcos.

Movimientos repetitivos de los músculos faciales

Los surcos nasogenianos son el resultado directo de los movimientos faciales repetitivos, como sonreír, fruncir el ceño o hablar. Estos movimientos causan pliegues en la piel que, con el tiempo, se vuelven más evidentes y profundos, especialmente alrededor de la boca y la nariz.

Exposición al Sol y daño ultravioleta

La exposición prolongada al Sol y los daños causados por los rayos ultravioleta pueden acelerar el proceso de envejecimiento de la piel. Los rayos UV dañan al colágeno y la elastina, lo que lleva a la formación prematura de arrugas y surcos nasogenianos.

Hábitos de vida

Factores como fumar, una dieta poco saludable, la falta de sueño y el estrés crónico pueden afectar negativamente la salud de la piel y acelerar el proceso de envejecimiento. Estos hábitos de vida poco saludables pueden contribuir al desarrollo temprano y la profundización de los surcos nasogenianos.

Pérdida de grasa facial

Con el envejecimiento, también experimentamos una pérdida de grasa facial, especialmente en las mejillas y el área alrededor de la boca. Esta pérdida de volumen contribuye a la formación de estos surcos, ya que la piel carece del soporte necesario para mantener su firmeza y suavidad.

Genética

La predisposición genética juega un papel importante en la aparición de los surcos nasogenianos. Algunas personas pueden ser genéticamente más propensas a desarrollar arrugas y líneas de expresión en esta área, incluso a una edad más temprana.

 

Tratamiento de relleno de surcos nasogenianos

Afortunadamente, existe una solución efectiva para tratar esta problemática y devolverle a tu rostro una apariencia más joven y fresca, el relleno de los surcos. Este tratamiento es rápido, seguro y poco doloroso, ofreciendo resultados visibles de forma inmediata.

Este procedimiento se realiza mediante infiltraciones de sustancias seguras y biocompatibles, como el ácido hialurónico. Esta sustancia se administra en pequeñas cantidades en los surcos nasogenianos, actuando así como relleno, restaurando el volumen perdido y suavizando las arrugas, lo que da lugar a una apariencia más rejuvenecida y fresca.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)