Los quistes de Millium son pequeños quistes de color blanco que se forman en los poros de la piel y que contienen queratina que ha quedado atrapada bajo la piel. Estos bultitos suelen llegar a crear confusión y confundirse con el acné, pero a diferencia, estos son más duros. Es muy importante saber distinguirlos, ya que su tratamiento es completamente distinto.

A los quistes millium también se les denomina comedones cerrados, ya que son como poros que han perdido su salida al exterior. Pueden aparecer en cualquier persona, pero principalmente son mas propicias las personas que poseen una piel grasa o que utilizan productos cosméticos oclusivos. Es importante conocer el método de eliminación para así tomar las medidas oportunas para evitar su aparición.

Al igual que los granos, los quistes de millium pueden confundirse tambien, con espinillas blancas, ya que su aspecto es similar. No se pueden eliminar presionándolos. Además a diferencia de las espinillas, no duelen al roce ni tampoco muestran inflamación. Para distinguir perfectamente los quistes de millium y saber que son para su posterior eliminación, lo mas recurrente es acudir a expertos en dermatología.

Las causas de aparición de los millium no están, a día de hoy, del todo claras. Sin embargo,
se apunta a varios factores.
El primero es que los quistes de millium pueden aparecer por la obstrucción o daño de los
folículos pilosos. Es en estos folículos donde se ubica el vello o por donde la piel expulsa la grasa, y su
taponamiento puede hacer que se formen los millium al impedir que la grasa salga al
exterior.
Otras causas que se piensan en la aparición de los quistes de millium son los factores genéticos, o una mala higiene de la piel del rostro, lo cual lleva a la acumulación de suciedad en los poros favoreciendo su taponamiento.

Cómo eliminar los quistes millium?

Lo último que debemos hacer es apretar los quistes como si de un grano se tratasen. Lo más probable es que la bolita siga intacta se rompa la piel de alrededor pudiendo generar marcas y cicatrices. Esto es debido a que son bolitas con un techo que debe romperse antes de apretar. Tras romper el techo del quiste con una aguja, o una lanceta, entonces solo necesitaremos un leve presión lateral para que salga sin tener que lesionar la piel adyacente. La mínima herida que produciremos con la aguja curará en pocos días sin dejar marca. Otra forma de eliminar los quistes de millium es mediante láser o electrobisturí, produciendo una pequeña costra que caerá en unos días sin dejar apenas marca. No
debemos confundir los quistes de millium con los puntos negros (comedones cerrados), que si que se pueden eliminar simplemente apretando la piel con suavidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)