Con la Luz Pulsada Intensa (IPL) utilizamos un pulso que actúa sobre la epidermis y más concretamente sobre los vasos sanguíneos que alimentan a las glándulas sebáceas, consiguiendo que éstas produzcan menos sebo, y al mismo tiempo se elimine la bacteria que se ha formado por la infección sin daño alguno para nuestra piel.

Además con la luz pulsada intensa (IPL) se cuenta con la ventaja de que ayuda a la hiperpigmentación de la piel por lo que también se tiene resultados en cuanto a disminuir las posibles marcas que el acné pudiera haber dejado en nuestro rostro años atrás.

Duración 1 hora

Precio: 100€

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)