Medicina Estética

Cuando los pómulos pierden su tono afectan considerablemente las facciones del rostro, se resaltan las arrugas del surco nasogeniano y se suman años a la apariencia física de la persona.

Aumentar los pómulos con ácido hialurónico es una excelente alternativa de rejuvenecimiento facial que ofrece resultados muy naturales y devuelve al rostro un aspecto sensual y atractivo. El tratamiento se realiza en una sola sesión y su efecto es temporal, por lo general dura entre 12 y 18 meses.

Luego de la primera sesión, cuando la piel comienza a perder tono nuevamente, será necesario realizar retoques para recuperar el efecto deseado.

1 Vial: 300€

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)