La presoterapia es un tratamiento muy efectivo tanto a nivel médico como a nivel estético. Ideal para mejorar la circulación, eliminar grasas y toxinas.

En este artículo te mostramos toda la información sobre presoterapia, sus beneficios, las personas que no es recomendable que se sometan a este procedimiento y algunos tratamientos con presoterapia.

 

¿Qué es la presoterapia?

La presoterapia es un tratamiento médico y estético que ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus grandes beneficios. Esta técnica consiste en aplicar presión controlada de aire para estimular el sistema linfático y circulatorio. De esta forma, por una parte, se mejora la circulación sanguínea y por otra parte, se realiza un drenaje linfático lo que impide la acumulación de líquidos y favorece la eliminación de toxinas.

Este tratamiento es ideal para combatir piernas cansadas, edemas, celulitis, reducir la acumulación de grasa…

 

Presoterapia en la estética

En el ámbito estético el tratamiento de presoterapia es una gran opción para aquellas personas que buscan mejorar su aspecto físico sin recurrir a procedimientos más invasivos.

Su capacidad para mejorar la apariencia de la piel, reducir la celulitis y modelar el cuerpo han sido la clave para la incorporación de este procedimiento en numerosos tratamientos de belleza.

 

Beneficios
  • Mejora la circulación sanguínea: la presoterapia ayuda a estimular el flujo sanguíneo, lo cual contribuye a la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas. Por ello, puede ser muy beneficioso para aquellas personas que sufren de problemas venosos o mala circulación.
  • Reduce la retención de líquidos: este tratamiento activa el sistema linfático por lo cual ayuda a disminuir la retención de líquido y a eliminar toxinas, aliviando así la hinchazón y a su vez, mejorando la apariencia cutánea. Además, este efecto puede ser de gran utilidad en el tratamiento de la celulitis.
  • Elimina grasas y toxinas: esta técnica rompe bolsas de grasa acumuladas en ciertas zonas del cuerpo y favorece su eliminación.
  • Bienestar y relajación: la presoterapia además de los beneficios físicos, también promueve la relajación, contribuyendo así al bienestar general y a reducir los niveles de estrés.

 

¿Quién se puede someter a este tratamiento?

Se recomienda que no se sometan a este tratamiento:

  • Pacientes con cardiopatías o epilepsia
  • Personas con marcapasos
  • Personas con problemas de coagulación
  • Personas inmunodeprimidas
  • Embarazadas 
  • Personas con patologías auditivas
  • Pacientes con problemas hepáticos o renales
  • Personas que padezcan enfermedades neuromusculares

 

Algunos tratamientos con presoterapia

Estos son algunos tratamientos de presoterapia a los cuales te puedes someter son:

Cavitación con presoterapia

Esta técnica utiliza ultrasonidos para romper las células de grasa, permitiendo que el cuerpo las elimine. Este método no requiere de cirugía y se enfoca en reducir el volumen corporal de manera efectiva.

Radiofrecuencia y presoterapia corporal

La radiofrecuencia facial, conocida como lifting sin cirugía, utiliza energía de radiofrecuencia para calentar las capas internas de la piel, contrayéndose así debido a las altas temperaturas, las redes de colágeno y elastina, brindando resultados duraderos. Combinada con presoterapia, técnica la cual incluye ocho cabidas para abordar problemas circulatorios y celulitis entre otros, logra eliminar toxinas, mejorar el drenaje linfático y la circulación. En conjunto, estimulan la producción de colágeno y elastina para combatir la flacidez y mejorar la salud circulatoria de manera integral.

Sonotermia y presoterapia

Esta técnica consiste en la aplicación de ultrasonidos para eliminar la grasa localizada. Destaca por su eficacia, siendo realmente útil de cara a reducir el volumen y movilizar la grasa en áreas propensas a acumulación difícil de reducir como el abdomen, los muslos y los glúteos.

Maderoterapia con presoterapia

La maderoterapia es una técnica que consiste en realizar un masaje con utensilios de madera diseñados para reafirmar y combatir la celulitis, remodelando la silueta. A su vez, la presoterapia utiliza presiones de aire para favorecer el drenaje linfático, promoviendo la oxigenación de los tejidos y recuperando la elasticidad de la piel.

Láser lipolítico y presoterapia

El láser lipolítico es un tratamiento estético no invasivo que utiliza un láser de diodo para reafirmar la piel y eliminar grasa localizada. Se aplica en áreas como abdomen, piernas y glúteos. Cuando se combina con presoterapia, es eficaz para drenar la grasa de la zona tratada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)