El microblading, un tratamiento perfecto que no solo transforma la apariencia, sino que también impulsa la confianza y la autoestima al conseguir una cejas perfectas y naturales.

En este artículo, mostramos en profundidad qué es el microblading, en qué consiste esta técnica y sus beneficios.

 

¿Qué es el microblading?

El microblading es una técnica de maquillaje semipermanente que tiene como objetivo mejorar la forma y el aspecto de las cejas, logrando así unas cejas perfectas y definidas.

A diferencia del tatuaje tradicional de cejas, el microblading utiliza una herramienta especial que simula trazos de pelo individuales. Esta técnica realizada meticulosamente pelo a pelo, no solo permite una modificación sutil de la forma y el color de las cejas, también es ideal para aumentar su densidad y crear un aspecto más natural y realista.

 

¿En qué consiste este tratamiento?

El proceso de microblading consiste en la aplicación cuidadosa de pigmentos en la capa superficial de la piel con una pequeña herramienta manual la cual está compuesta por una serie de agujas extremadamente finas agrupadas en forma de pluma. Estas agujas depositan pigmento en la epidermis, creando trazos que imitan la apariencia natural del vello de la ceja.

Previo a someterse a este tratamiento, el profesional que va a realizarlo concretará la forma deseada para las cejas y a su vez, seleccionará el color del pigmento que mejor se adapte a tu tono de piel y cabello.

La sesión de microblading puede durar entre 1 y 2 horas, dependiendo de la complejidad del diseño y la sensibilidad de la piel.

 

Beneficios del microblading
Duración prolongada

El microblading, a diferencia del maquillaje convencional, tiene una duración prolongada. Dependiendo del tipo de piel y los cuidados posteriores, los resultados pueden durar de 1 a 3 años, lo que significa que puedes disfrutar de unas cejas perfectas durante mucho tiempo.

Aspecto natural

El mayor beneficio del microblading es su capacidad para crear cejas que se ven completamente naturales. Los trazos finos imitan el crecimiento natural del vello, lo que da como resultado cejas realistas y bien definidas.

Ahorro de tiempo

Este tratamiento es ideal para ahorrar tiempo a aquellas personas que invierten un tiempo diario en la aplicación de maquillaje para las cejas. 

Corrección de asimetrías y forma irregular

El microblading tanto se utiliza para aumentar la densidad de las cejas como para corregir asimetrías y lograr una forma más equilibrada. Este es particularmente beneficioso para aquellos que buscan mejorar la simetría facial y resaltar la armonía en sus rasgos.

Cuidado posterior y recuperación sencilla

Después del procedimiento, el cuidado posterior es relativamente simple. Se proporcionan pautas claras para garantizar una cicatrización adecuada, y es esencial evitar la exposición excesiva al sol y el uso de ciertos productos durante los primeros días.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)