El sistema linfático está formado por una serie de órganos y un sistema tubular (vasos linfáticos) que recorren todas las regiones del cuerpo, de forma paralela al sistema arterio-venoso, transportando la linfa.

La linfa es una masa líquida que contiene agua y proteínas en su mayor parte, junto con otras células y elementos de desecho.

Su función principal es eliminar las sustancias de desecho. Limpia y recoge del medio celular todos aquellos elementos que, por su tamaño, no son capaces de penetrar en el sistema sanguíneo.

De esta forma, el sistema linfático contribuye a mantener la homeostasis de todo el organismo.

El linfedema es una patología del sistema linfático caracterizada por la acumulación de linfa en los espacios intersticiales, sobre todo en el tejido adiposo subcutáneo, causada por una alteración circulatoria

 

¿EN QUÉ CONSISTE?

El drenaje linfático es una técnica de masoterapia especial orientada a la resolución de edemas prioritariamente linfáticos. Consiste en la aplicación de una tracción sobre la piel de forma lenta y rítmica para conseguir «abrir» las vías linfáticas. De esta forma, se consigue drenar los líquidos excedentes que bañan las células y evacuar los desechos que provienen del metabolismo celular. Así el sistema puede funcionar solo correctamente. 

 

¿QUE LA DIFERENCIA DE OTRAS TÉCNICAS DE MASOTERAPIA?

Las maniobras tienen unas características principales:

  • No pueden producir dolor.
  • Sin fricción. La fricción sobre la piel produce un aumento de la permeabilidad de los vasos que están trabajando para reabsorber el edema, por lo que se pierde el líquido reabsorbido. Por este motivo no deben utilizarse cremas ni otras sustancias que permitan el deslizamiento de las manos.
  • La presión del drenaje manual no debe de exceder de 30-40 mmHg, porque sino se produce un colapso de los vasos porque la presión exterior al vaso sobrepasa el valor de la presión hidrostática que lo mantiene abierto.

Ritmo pausado y armónico, ya que la técnica tiene que adaptarse al ritmo de contracción de las unidades del sistema linfático, que es de carácter lento y rítmico.

  • Las maniobras deben realizar una tracción sobre la piel (es la única forma de «abrir» el sistema) y dirigir la linfa en sentido proximal (hacia arriba).
ACCIONES SOBRE EL ORGANISMO
  • Efecto relajante
  • Efecto drenante: activa el flujo linfático, crea un efecto mecánico de presión descompresión, y deriva la linfa hacia otras áreas linfáticas funcionantes, por lo tanto crea nuevas anastomosis y abre vías ya existentes.
  • Sedante del dolor: se produce una activación de los mecanorreceptores y se bloquean los receptores del dolor (nociceptores)
  • Acción tranquilizante.
  • Acción reguladora muscular: se regula el tono de la musculatura estriada favoreciendo el automatismo de la musculatura lisa.
  • Se facilita la función del sistema circulatorio venoso.
  • Se aumenta la diuresis por la gran movilización de líquidos.
  • Acción sobre la piel.
  • Acción beneficiosa sobre el estado inmunológico, aumentando la resistencia frente a determinadas enfermedades.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS 

1- Linfedema primario

Displasia: aplasia, hipoplasia, hiperplasia.

Fibrosis de los ganglios linfáticos inguinales.

2-Linfedema secundario

3- Lipedema

4- Mixedema

Es un acúmulo de mucopolisacáridos ácidos (ácido hialurónico) y proteínas en el espacio intersticial de todo el organismo, manifestándose principalmente en la dermis cutánea. Se localiza principalmente en la cara, nuca, dorso de las manos y los pies. Es un edema duro, no deja fóvea y aparece en personas con alteraciones en la glándula tiroidea.

5- Trastornos vasculares periféricos

Varices, insuficiencia venosa crónica.

6- Trastornos osteomusculares y del tejido conjuntivo

7- Edemas locales del SNC y periférico

Cefaleas y migrañas, neuralgia del trigémino.

8- Trastornos neurológicos y neurovegetativos

9- Patologías crónicas de las vías respiratorias altas y auditivas

10- Trastornos pulmonares

11- Trastornos del aparato digestivo. Estreñimiento crónico

12- Enfermedades sistémicas del tejido conjuntivo

13- Trastornos dermatológicos

14- Estética

Edemas faciales (bolsas de los ojos), acné, patología del tejido adiposo (celulitis), etc.

15- Oftalmología

16- Otras indicaciones

Estrés, insomnio, cefaleas, resfriado, dolor menstrual.

 

CONTRAINDICACIONES ABSOLUTAS

1-Cáncer no tratado.

2-Infecciones agudas: por el peligro de propagación por vía linfática. Ante una infección el organismo se defiende con una vasoconstricción linfática y sanguínea, y el DLMrompe esa protección mecánica local al relajar la vasoconstricción., propagando de esta forma la infección por todo el organismo.

3-Trombosis, flebitis y tromboflebitis.

4-Descompensación cardiaca.

5-Varices tortuosas.

6-Ciertas afecciones de la piel.

7-Hipotensión

8-Síndrome del seno carotídeo.

Ver tratamiento Drenaje linfático manual

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)